Make your own free website on Tripod.com

EL ARMA

PERFECTION

Con la GLOCK 17 se ha iniciado la producción de una nueva generación de pistolas, siendo fabricada según la más avanzada tecnología y con un diseño extremadamente moderno.

Basta pensar que su fiabilidad ha sido garantizada por pruebas de tiro en las que se han disparado más de 320.000 cartuchos sin que se advirtiesen señales de desgaste, y siendo todavía precisa y exacta (sólo es necesario sustituir el muelle de recuperación).

En la fabricación de este arma se ha empleado una gran cantidad de polímeros, un plástico más resistente que el acero que soporta temperaturas de hasta 200º C sin cambios estructurales, lo que ha permitido reducir el peso, frente a una pistola similar en acero o aleación ligera, en unos 200 a 400 gramos. De este modo han sido construidos en materiales sintéticos el armazón, la empuñadura, de una pieza con el guardamonte tipo Combat y algunas partes menores; otros compuestos sintéticos diferentes se han utilizado para los proveedores (que tienen estructura de acero), el gatillo, la guía del muelle, las palancas de retenida de la corredera y el punto de mira. Por su parte, el acero de alta resistencia ha sido utilizado para el cañón, la corredera y otras partes menores que han sufrido el tratamiento “Tenifer”, que protege dichas partes metálicas contra la humedad. El tratamiento “Tenifer” endurece el acero hasta 68 a 69 HRC Rockwell, dureza semejante a la del diamante (70 HRC), haciendo el arma inmune al óxido. De hecho, se han efectuado pruebas especiales que demuestran que tras catorce días de inmersión en el Mar del Norte el arma no presenta rastro alguno de herrumbre. Otra de sus características es poseer un número mínimo de componentes, tan sólo 33 piezas, casi el 50% menos que las que habitualmente son necesarias en armas de este tipo y calibre, reduciéndose así notablemente la posibilidad de deformaciones o roturas.

La GLOCK 17 carece completamente de cualquier relieve áspero, no tiene tornillos, y el estudio ergonómico de la empuñadura, proyectada para estar en eje perfecto con el antebrazo, reduce la relevación a favor de una mayor velocidad de tiro.

PÁGINA PRINCIPAL